x

Diligencie el siguiente formulario para suscribirse a nuestro boletín de noticias.

 

Diaconado permanente: un querer de Dios

El diaconado permanente es un querer de Dios, debe ser reconocido desde su espiritualidad, debe integrar a sus familias en ese servicio y se debe favorecer los procesos de formación. Son algunas de las conclusiones del Congreso Nacional de Diaconado Permanente que se realizó del 27 al 30 de junio en Cali.

 

El P. Juan Álvaro Zapata, Director del Departamento de Ministerios Ordenados explicó que durante este congreso se ha recordado que el ministerio del diaconado debe responder a las vocaciones del matrimonio y del servicio de la Iglesia. Subrayó que los diáconos no deben descuidar su vida familiar y más bien deben integrarla en su ministerio.

Otro de los temas fue el de las dificultades que se presenta en este servicio. Recordó que el diaconado no debe limitar su servicio a una característica de su identidad sino que debe buscar un equilibrio justo. También se habló sobre la importancia de incidir en los ambientes sociales en lo que se desenvuelve.

Destacó las experiencias de familias diaconales y resaltó sus reuniones mensuales donde se comparten enriquecedores espacios espirituales y crecimiento de la Fe.

Finalmente recordó que el ministerio sacerdotal en el grado de diácono es un llamado a una misión específica, son servidores que ayudan a la configuración del pueblo con Cristo y tienen su espiritualidad e identidad propia.

Fuente y foto: Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

foto congreso cali 2014

Noticias