x

Diligencie el siguiente formulario para suscribirse a nuestro boletín de noticias.

 

I Encuentro Nacional de Esposas de candidatos y Diáconos Permanentes.

“La esposa del diácono debe participar efectivamente de la vocación diaconal del esposo y no sólo tolerarla” (Goedert, 1998).

Una forma de hacer efectiva esa participación es la de procurar, como esposas, una preparación en las diferentes dimensiones que nos permiten un crecimiento integral para ser una “compañía adecuada” .
Por ese motivo se ha creado “la Asociación de Fieles Laicas” FEBE, la cual reúne a las esposas de los candidatos y diáconos permanentes, para que a ejemplo de la diaconisa Febe procuremos tener un papel de servicio dentro de nuestra Iglesia Católica. En FEBE queremos no sólo reunir a las afiliadas, sino ir más allá: velar por el crecimiento espiritual, humano-conyugal, pastoral e intelectual, de cada una de nosotras. De esta manera, no serán solamente ellos los elegidos, sino que estaremos a su lado formando una “familia diaconal”, para servir al Señor desde nuestra vida familiar. De esta forma hacemos real, autentica y vivencial la “doble sacramentalidad” que recibe un diácono permanente.
Por ese motivo, FEBE ha organizado el I ENCUENTRO NACIONAL DE ESPOSAS DE CANDIDATOS Y DIÁCONOS PERMENTES, a realizarse en Bogotá, en la Sede de nuestra Escuela Diaconal, los días 15, 16 y 17 de agosto del año en curso. Será una oportunidad para conocer compañeras de ciudades como Cali, Medellín, Bucaramanga, Sogamoso, Pasto, Florencia y muchas otras más que ya se han inscrito. Asimismo, será la ocasión adecuada para estrechar lazos de unión, dado que el esquema utilizado para alojarlas será el de recibir en nuestras casas a una de las visitantes y hacerle sentir esa fraternidad que debe reinar en estas familias, que pretendemos vivir a ejemplo de la familia de Belén.
¿Y tú ya estás lista para vivir esta experiencia de comunión, crecimiento personal y conyugal como esposa de diácono permanente? Anímate, hay un cupo para tí. El Señor te llama y espera oír la respuesta que nos enseñó María: “Hágase en mí, según tu palabra”.(Lc. 1,38).

Comité Académico – FEBE

Noticias